DOMINGO DE PENTECOSTÉS


De manera por demás admirable, la liturgia de la Palabra de este Domingo, último del tiempo pascual, Fiesta de Pentecostés, nos coloca de manera estratégica en el mismo día de la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, con el que iniciamos el tiempo pascual. La lectura evangélica de hoy, cincuenta días después, es la narración de la primera aparición de Jesús Resucitado a sus temblorosos apóstoles.

El propósito es hacernos ver que esta cincuentena de días ha sido un inmenso Domingo de júbilo desbordante por la victoria de nuestro Dios y Señor, sobre la cruz, el pecado y la muerte.


NICHOS

Con la tranquilidad de saber que nuestros seres amados descansan en la casa de Dios…..

santuario de fatima en portugal
tu diezmo